4 min.

El gato y las vacaciones: ¿cuál es la mejor solución?

Llegó el momento de los últimos preparativos para las vacaciones. La familia sabe en dónde se alojará y cuánto tiempo durará la estadía. Pero ¿y su minino?  ¿Adónde irá? No solemos dudar demasiado en recurrir a la guardería canina cuando llega la hora de decidir quién cuidará al perro de la familia. Pero ¿cómo asegurarnos de que nuestro compañero felino estará feliz durante nuestra ausencia?

Llevarlo de viaje

En general, a los gatos no les gusta abandonar la casa y pasear en auto. Si se los acostumbró de jóvenes y de manera apropiada o si tienen un temperamento aventurero, algunos gatos tolerarán los traslados. A los otros, el viaje podría causarles más estrés que satisfacción. ¡Hay que entender que nuestros amigos felinos probablemente no sienten esa necesidad de evasión que nos invade a nosotros con la llegada del verano! Al contrario, la casa para ellos es un entorno estable, seguro y confortable. A los gatos les toma tiempo adaptarse a un lugar nuevo. Ahora bien, un viaje de corta duración no permite que el gato se acostumbre gradualmente a su nuevo hábitat. El cambio debería hacerse demasiado abruptamente.

Dejarlo en casa

Si va a permanecer fuera por un plazo de aproximadamente dos semanas como máximo, la mejor opción es dejar a su gato en casa. De esta forma, tolerará bien su ausencia. Es indispensable que una persona de su confianza lo visite sí o sí todos los días. No olvide entregar a esta persona una lista con el nombre y los datos de las personas de utilidad (veterinario, otra persona de confianza, para visitar al gato si surge un impedimento, etc.) así como una descripción de los cuidados que debe recibir su gato (cantidad y tipo de alimento, frecuencia de las comidas, juguetes preferidos, instrucciones para la limpieza de la bandeja de arena, etc.). Sí, el gato es de naturaleza independiente, pero de todas formas necesita interacciones sociales y diversión. Es por eso que la persona que cuida a su gato debe cambiarle el agua, darle el alimento, limpiar su bandeja de arena e interactuar con él de manera adecuada. Si ella nota que su gato está estresado por su presencia, en ningún caso debe obligarlo a dejarse tocar. Primero, tiene que ganarse su confianza jugando o alimentándolo.

La guardería para gatos

Si se va más de dos semanas, es preferible dejar a su gato temporalmente en una guardería. Así podrá estar controlado y, sobre todo, podrá interactuar socialmente. La mejor elección sería que lo aloje una persona allegada o que permanezca en una guardería para gatos. No olvide que los veterinarios suelen ofrecer un servicio de guardería para animales. Buscando siempre reducir el estrés de su gato, recomendamos que se mantenga alejado de otros animales y que se aloje en un entorno adaptado a los felinos. El lugar elegido debe contar con escondites, espacios en altura, rascadores, estaciones interactivas para la alimentación, juegos, bandejas de arena de dimensiones adecuadas, etc. Además, la persona responsable debe poder visitarlo a menudo e interactuar con él como si lo visitara en casa.

Si su gato tiene un problema médico, controle con su veterinario las alternativas posibles y elija un lugar en donde alguien pueda controlar su condición y, de ser necesario, darle la medicación adecuada.

¿Extrañará?

Como su familia estará ausente por cierto tiempo, es importante que su gato establezca rápidamente una nueva rutina, ya sea en su propia casa o en otro lugar. Para ayudarlo, puede ser interesante sintonizar la radio en una cadena que sea más bien hablada que musical. La voz humana es un sonido que su gato conoce y el hecho de que las emisiones se presenten en un horario fijo puede servir para que su gato establezca una rutina similar a la que tenía con los miembros de su familia. Asegúrese de que su gato se mantenga activo durante su ausencia. El tiempo pasará más rápido para él si está ocupado. Cualquier incorporación en el domicilio o en el cuarto de acogida es bienvenida: árbol para gatos, acceso a las ventanas, comederos interactivos, búsqueda del tesoro con golosinas o alimento ocultos en diversas partes de la casa, enriquecimiento olfativo y visual (móvil de luces, video de pájaros), etc.

Es difícil probar que un gato extraña a "sus" humanos de la manera como nos representamos el extrañar a otros, o sea de manera emocional. En cambio, podemos afirmar que un gato extrañará si lo dejamos solo durante varios días sin actividades.

El retorno a la rutina familiar

Aunque la creencia popular diga lo contrario, su gato no lo ignorará a su regreso porque usted lo haya dejado solo. De hecho, probablemente se habrá acostumbrado a una nueva rutina en su ausencia y su llegada signifique para él otra sesión de adaptación. Es posible que tantos cambios en tan poco tiempo estresen a su gato e influyan en su comportamiento. De ser necesario, no dude en consultar a su veterinario para asegurarse de que su compañero peludo está en perfecto estado de salud.

¡Disfrute de sus vacaciones!

Continuar leyendo

  • Su gato y su transportadora serán uno solo
  • 2 trucos infalibles para terminar con el miedo a las visitas
  • ¿Cómo preparar a su gato para la mudanza?

16-12-2019