4 min.

Gatos de Bengala y Savannah: ¡cómo elegir correctamente!

¿Sueña con tener un tigre en su salón? De ser así, seguramente habrá escuchado hablar de estas dos razas de gatos: bengala y savannah. Son los gatos más parecidos a un gran felino salvaje, ya que tienen un magnífico pelaje con manchas que imita al leopardo. En definitiva, son grandes felinos en formato de bolsillo.

Una enorme popularidad

En los últimos diez años, la demanda de estas dos razas creció exponencialmente. ¡Algo nunca visto en la historia felina! Actualmente hay casi tantos criadores de estas dos razas como criadores de todas las demás razas de gatos juntas. Lamentablemente, esta popularidad causa importantes problemas que pueden compararse con los problemas que sufrieron los dálmatas tras la aparición de la película de Disney en la década del 90.

En primer lugar, muchas personas sin ningún tipo de experiencia se convirtieron en criadores improvisados, aprovechándose de esta creciente demanda. En este mercado, existen muy pocos criadores capacitados y responsables. Además, estas dos razas tienen particularidades que hacen que estos felinos no sean para cualquiera. De hecho, de todos los gatos de raza, el bengala es aquel que genera más consultas por sus problemas de comportamiento. ¿Por qué? Porque los criadores no informan adecuadamente a sus clientes o ellos mismos ignoran las necesidades reales de este animal. ¡Es por esta razón que hay que informarse y tener precaución al comprarle a un criador!

Hibridación

El bengala y el savannah son razas híbridas, es decir que son el resultado de la cruza entre un gato doméstico y un gato salvaje; un leopardo de Asia en el caso del bengala y un serval (un felino que puede ver en la mayoría de los zoológicos) en el caso del savannah. El resultado de esta cruza se llama F1 (primera generación) y este felino tiene un 50 % de sangre salvaje. Luego, se puede cruzar este felino F1 con un gato doméstico para obtener un F2, y así sucesivamente hasta la quinta o sexta generación, que se asemejará al gato doméstico. El problema es que mientras más cerca estemos de las primeras generaciones (F1), el felino no solo conservará más características físicas (tamaño y pelaje), sino también las características comportamentales del felino salvaje. Estos felinos son muy territoriales, enérgicos e intensos y en general su convivencia con otros gatos domésticos es complicada. Por estos motivos, se recomiendan las categorías a partir de F5.

En el ambiente de los animales, se considera que un criador que vende al público gatos bengala y savannah de categoría F1, o incluso F2, es un irresponsable. Estos gatos solo deberían servir para la reproducción, por más que se trate de grandes felinos magníficos que la gente quiere adoptar.

Un leopardo en el salón

Es importante comprender que al adoptar uno de estos felinos, visualmente tendrá la impresión de tener un leopardo en su salón. Pero también tendrá su energía, su inteligencia y, sobre todo, su intensidad. Aunque se aconseja ocuparse de los gatos y entretenerlos sin importar la raza, este consejo adquiere una gran importancia para los bengala y los savannah. Si no encuentran nada que los mantenga ocupados, se volverán muy creativos y encontrarán alguna actividad para gastar esa energía desbordante. Esto puede causar muchos problemas de comportamiento. Es por eso que podríamos encontrarnos con un escalador de cortinas, un escultor de madera, un cantante de ópera nocturno o incluso un cazador de tobillos salvajes en el corredor.

Debe tener en cuenta que deberá jugar varias veces por día con estos gatos y, sobre todo, crear un entorno que se adapte a ellos, con muchos puntos en altura, rascadores, juguetes, enormes bandejas de arena en cantidad suficiente (uno de sobra según la cantidad de gatos que haya en la casa) y, sobre todo, comederos interactivos que obliguen a los gatos a trabajar para comer.

Los bengala y los savannah no son gatos malos. De ninguna manera. Sin embargo, si quiere adoptar un gato de una de estas razas, debe poseer conocimientos sólidos sobre comportamiento (no debe ser su primer gato) y debe contar con mucho tiempo para ocuparse de ellos. ¡Solo en estas condiciones podrá disfrutar en plenitud del carácter majestuoso de este animal atigrado!

Continuar leyendo

  • Las 5 cosas favoritas de su gato
  • Los 5 sentidos de su gato lo convierten en un superhéroe
  • ¿Los gatos ven ''fantasmas''?

13-12-2019